Inicio > Articulos RD, Ética Digital > El orígen del contenido basura informativo y su uso en el periodismo

El orígen del contenido basura informativo y su uso en el periodismo


El gran crecimiento que ha tenido la Internet en los últimos años ha sobre-saturado  a este medio de contenido inexacto y/o falso, generando por el ciudadano común que muchas veces utiliza de manera irresponsable las herramientas interactivas que brinda la Web 2.0.

El orígen del contenido basura informativo y su uso en el periodismo

Por: Edwin Lozada – @Mrxlozada

El Origen

 

“Un 80% de lo que circula es basura en la Red, el 10% restante no es periodismo y sólo un 10% lo es”1

La Internet le permitió al comunicador encontrar nuevas opciones laborales e informativas  debido a la amplificación de los medios digitales, esto además le brindó herramientas  de interacción con el ciudadano, que ya no era un receptor pasivo de información, sino que estaba presente para ayudarle, pues había del otro lado del monitor un periodista que era lector y un lector que era periodista.

Es decir, el ciudadano ya  podía  interactuar libremente en la Red, aprovechando  todo tipo de herramientas comunicativas, las que finalmente dieron como resultado la intensificación del periodismo ciudadano a través de sus propios espacios de comunicación  (Sitios Web o Weblog).

En pocas palabras el comunicador contaba constantemente con millones de críticos online, permitiendo no quedar impune frente a un error, el cual era retransmitido por medio de herramientas Web 2.0 como:

•    Youtube.
•    Programas de mensajería instantánea (MSN).
•    Redes Sociales (Facebook, Hi5…etc.)
•    Podcast.
•    Videocast.
•    Twitter
•    Wikis
Sólo por mencionar algunas.

Este fenómeno de interacción ocasionó que el contenido que se subía a la Red segundo a segundo fuera poco a poco perdiendo calidad,
pues ya no era el periodista profesional el encargado de difundir la información, pues ahora cualquiera tenía acceso a Internet.

Su uso

 

El problema se intensificó con el uso indebido de las TIC por parte de muchos periodistas, que quisieron utilizarlas para el desarrollo de su profesión, convirtiéndolas finalmente en su todo investigativo, olvidando los parámetros tradicionales de investigación y contacto con la fuente.

Como prueba de lo anterior esta el caso del estudiante irlandés de economía y sociología de 22 años, Shane Fitzgerald publicado por el diario El Mundo el miércoles 6 de junio del 2009, el cual modifico un párrafo en un artículo de la popular enciclopedia virtual Wikipedia con el objetivo de demostrar que el periodismo contemporáneo utiliza la Internet como único instrumento de investigación.

El artículo en cuestión era el relacionado con el compositor francés Maurice Jarre, que el día de su muerte varios periodistas de diversos medios de comunicación incluyeron en sus notas de homenaje al difunto, un párrafo ficticio redactado por el estudiante.

Diversos medios británicos como: The Guardian’, ‘The Independent’ y la revista de música de la ‘BBC’ cayeron en el experimento sobre el fenómeno de la globalización que realizaba el estudiante.

Lo anterior, sumado a la sobre saturación de contenidos en la Web, aleja al periodista del siglo XXI del manejo ético propuesto desde las distintas facultades de comunicación, el cual indica que la Web, la Web 2.0 y las TIC sólo son herramientas de investigación que no suplen la investigación tradicional y el manejo adecuado de la fuente.

1Joaquín Estefanía, economista y director de la escuela del periodismo del diario español El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: